Posts filed under ‘Psicofisiologia’

Enfermedades mentales de los padres incidirían en el autismo

Así lo determinó un estudio publicado hoy, que reveló que tener un padre esquizofrénico o una madre con problemas psiquiátricos aumenta casi el doble el riesgo de un niño de padecer ese mal.

“Nuestra investigación muestra que las madres y padres diagnosticados con esquizofrenia tenían alrededor del doble de posibilidades de tener un hijo con autismo”, dijo Julie Daniels, de la University of North Carolina, quien trabajó en el estudio.

“También vimos mayores tasas de depresión y desórdenes de personalidad en las madres, aunque no entre los padres”, dijo la experta en un comunicado.

El estudio de familias suecas con hijos nacidos entre 1977 y el 2003 se realizó comparando el entorno de 1.227 niños diagnosticados con autismo con el de casi 31.000 niños sin la enfermedad.

El detallado registro de salud sueco ofrece datos muy completos para estudios como éste. El autismo, caracterizado por problemas de interacción y comunicación social, o un desorden relacionado como el síndrome de Asperger afectan aproximadamente a uno de cada 150 niños en los Estados Unidos, según cálculos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

El Asperger es conocido como una torpeza social moderada. Nadie sabe qué causa el autismo, aunque los científicos apuntan a determinados genes y aspectos medioambientales como posibles factores.

Algunos activistas creen que las vacunaciones infantiles son también un factor de riesgo, aunque la mayoría de los expertos médicos lo consideran extremadamente improbable.

Tampoco se comprende bien qué genes son responsables de varias enfermedades mentales, según los investigadores, que publicaron su estudio en la revista Pediatrics, de la Academia de Pediatría de Estados Unidos.

“Estudios anteriores han mostrado una tasa más alta de desórdenes psiquiátricos en familias con niños autistas que en la población general”, apuntó Daniels.

La asociación entre el autismo de un niño y la enfermedad mental de los padres era más fuerte con la esquizofrenia y menor cuando la madre sufría depresión o desórdenes de personalidad.

Se encontró poca relación entre el autismo y la adicción de los padres al alcohol o a las drogas, así como otras clases de enfermedades mentales.

No estaba claro si era significativo el hecho de que tener una madre, pero no un padre, con ciertas enfermedades mentales
aumentase el riesgo de autismo.

“Establecer una asociación entre el autismo y otros desórdenes psiquiátricos podría permitir a futuros investigadores centrarse mejor en los factores genéticos y ambientales que puedan ser comunes entre estos desórdenes”, concluyó Daniels.

mayo 7, 2008 at 2:48 am Deja un comentario

Científicos alemanes hallan una nueva forma de combatir el alzheimer

Científicos alemanes han desarrollado una nueva medicación que, al inyectarse en el cerebro de ratones con alzheimer, logró revertir las señales de la enfermedad. Los resultados de la investigación han sido publicados en la revista Science.

El compuesto utilizado, al unirse al punto exacto de la pared celular donde la actividad tóxica tiene lugar, bloqueó eficazmente una enzima responsable de la construcción de depósitos pegajosos en el cerebro. Se cree que la formación de estos depósitos juega un papel central en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Si todo sale bien, una versión para personas podría estar disponible dentro de cinco a 10 años,, una versión para personas podría estar disponible dentro de cinco a 10 años, dijo Kai Simons, del Instituto de Biología Celular, Molecular y Genética Max Planck en Dresden.

“Está claro que cuando se inyecta en el cerebro de ratones funciona”, dijo Simons. “El próximo paso es ver si pueden atravesar la barrera cerebro-sanguínea (…) Si lo logramos, tiene un enorme potencial”, agregó.

50% de efectividad en cuatro horas

Los medicamentos administrados por vía oral o inyecciones estándar que apuntan al cerebro deben poder pasar la barrera natural que protege al cerebro de los químicos de la sangre para funcionar.

Actualmente están realizándose pruebas en animales sobre este próximo paso, tras el éxito observado con la aplicación de inyecciones cerebrales directas, las cuales redujeron la formación de placa un 50% en cuatro horas en los roedores.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que alrededor de 18 millones de personas en todo el mundo padecen enfermedad de Alzheimer y prevé que la cifra llegue a los 34 millones en el 2025.

abril 26, 2008 at 2:55 am Deja un comentario

Los científicos debaten sobre los procesos cerebrales del enamoramiento y las decisiones intuitivas

Los circuitos cerebrales que rigen el enamoramiento, la intuición en la toma de decisiones o la existencia de una moralidad innata son algunos de los temas que se tratarán a partir del jueves en el ciclo de conferencias ¿Por qué somos como somos?, organizado por la Fundación Banco Santander.

Las sesiones, que serán presentadas cada jueves por el divulgador científico Eduardo Punset, correrán a cargo de especialistas como los profesores de psicología Marc Hauser y Rene Diekstra, el paleontólogo Richard Fortey o los genetistas Alfonso Martínez-Arias y Andrés Moya, con el fin de “explorar la esencia que nos hace humanos”.

En concreto, la primera de las conferencias, que se celebrarán en el Museo de la Ciudad (Príncipe de Vergara, 140) en Madrid y serán de acceso gratuito, será pronunciada por Punset, bajo el título Cómo aman los humanos.

Le seguirán Cerebro:la intuición en la toma de decisiones y Mentes morales: ¿existe una moralidad innata?, enunciadas por el director del Max Planck Institute for Human Development Gerd Gigerenzer y el profesor de Psicología de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) Marc Hauser, respectivamente.

Las siguientes correrán a cargo del catedrático de Genética de la Universidad de Valencia Andrés Moya, y el profesor de Psicología de la Roosevelt Academy (Países Bajos) y especialista en el desarrollo de la personalidad Rene Diekstra, bajo los títulos Lo que somos vistos bajo la peligrosa idea de Darwin y El rostro cambiante de la adolescencia.

Concluirán el ciclo el paleontólogo del Museo de Historia Natural de Londres Richard Fortey y el investigador en Biología molecular de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) Alfonso Martínez-Arias, quienes debatirán, respectivamente, sobre la evolución de los seres vivos y el modo en que se dan las órdenes para organizar la estructura de un organismo.

marzo 23, 2008 at 3:17 pm 1 comentario

Identifican las áreas cerebrales que nos hacen optimistas

a amígdala y la región de la corteza cingulada trabajan más cuando las personas tienen pensamientos positivos. Afirman que el futuro está abierto a la interpretación.

Madrid.- Científicos de la Universidad de Nueva York lograron identificar las dos áreas del cerebro que trabajan más en las personas que tienen pensamientos positivos, informó ayer la prensa científica extranjera.


El estudio, que fue publicado en la revista “Nature” y ampliado en el diario español “El Mundo”, destacó que el comportamiento del cerebro varía cuando una persona antepone pensamientos positivos ante situaciones que le son negativas en una etapa de su vida.


Tali Sharot, del departamento de Psicología de la Universidad de Nueva York y principal autora del estudio, indicó que se halló la activación en la amígdala y en la región de la corteza cingulada anterior en las personas que imaginan un hecho positivo ante uno negativo. Agregó que la conexión entre esas áreas es superior si se piensa en escenas agradables y si se mantiene una visión optimista.



Resonancias magnéticas


La investigación contó con la participación de especialistas del Instituto de Neurología de la Universidad de Londres, que realizaron una serie de resonancias magnéticas funcionales a los participantes mientras pensaban en diferentes episodios de su vida.


Las imágenes obtenidas mediante esta resonancia revelaron un mecanismo cerebral que subyace al optimismo y las diferencias entre unos individuos que piensan positivamente y los pesimistas.


La actividad en la amígdala, un grupo de neuronas relacionadas con las emociones y la experiencia personal y en la región de la corteza cingulada anterior, que se encuentra entre los dos hemisferios, era menor cuando se pensaba en situaciones negativas del futuro y cuando se recordaba el pasado. En tanto, de acuerdo a lo expresado en las resonancias, la actividad de estas áreas era mayor en los más optimistas.


Elizabeth Phelps, otra de las autoras del estudio, acotó que los resultados sugieren que mientras el pasado es limitado, el futuro está abierto a la interpretación, lo que permite a los sujetos distanciarse de posibles hechos negativos y dirigirse hacia otros más positivos”. “Por ejemplo -agregó- a menudo sobreestimamos nuestras perspectivas de vida y nuestras posibilidades de éxito, y subestimamos nuestras posibilidades de divorciarnos o de padecer cáncer. Así que lo que intentamos en el estudio fue comprobar esto en términos de las funciones cerebrales”.


“Entender el optimismo es fundamental -dijo Phelps- ya que este está relacionado con nuestras actitudes hacia la vida y con la salud mental y física, ya que nos ayuda a funcionar en el mundo de forma positiva”. (Télam-Especial)

noviembre 18, 2007 at 11:01 pm Deja un comentario

Los fetos expuestos al alcohol presentan daños en la corteza frontal del cerebro

CRISTINA DE MARTOS

MADRID.- La exposición prenatal al alcohol provoca daños en una región del cerebro implicada en la inhibición, según un estudio publicado en la revista ‘Alcoholism: Clinical & Experimental Research’. Estas alteraciones podrían explicar los problemas de atención y de comportamiento que suelen presentar estos niños.

Una de las principales causas de aparición de anomalías en los recién nacidos es la ingestión materna de alcohol durante el embarazo. El déficit cognitivo y conductual es típico en estos niños y puede tener consecuencias graves como fracaso escolar, delincuencia, prácticas sexuales de riesgo y abuso de sustancias.

Estudios anteriores han sugerido la existencia de daños en las regiones frontales subcorticales del cerebro responsables de la inhibición de conductas. Investigadores de la Universidad Estatal de San Diego y de la Universidad de California (Estados Unidos) lo han confirmado en un ensayo que forma parte del programa de Psicología Clínica que ambos centros comparten.

En este trabajo han examinado a 22 niños y adolescentes de ocho a 18 años que participan en otro estudio más grande en el Centro de Teratología del Comportamiento, supervisado por uno de los autores. Los cerebros de estos jóvenes, 13 con exposición prenatal al alcohol y nueve no, fueron analizados mediante una resonancia magnética nuclear funcional mientras que realizaban una tarea de inhibición de la respuesta.

Al tiempo que los niños apretaban la pantalla cuando aparecían formas de distinto tamaño y evitaban presionar cuando se mostraba una en concreto, la resonancia mostraba qué regiones del cerebro se activaban y a qué nivel durante las tomas de decisión.

“Encontramos dos regiones de la corteza prefrontal donde los chicos con antecedentes de exposición al alcohol tenían elevada la activación cerebral y un área en el subcórtex donde estaba disminuida”, explica Susanna Fryer, una de las autoras del estudio, que trabaja para el citado programa de Psicología Clínica.

Aunque el significado exacto de estos hallazgos se desconoce, Fryer apunta algunas posibles explicaciones. Una de ellas es que este exceso de activación “refleja que estos sujetos necesitan reclutar más recursos del córtex para realizar la tarea, en comparación con los sanos”.

Otra posible causa es que “la conectividad –o cómo diferentes regiones del cerebro cooperan y se intercomunican- esté alterada entre las regiones fronto-estriadas”. El estudio apunta a que este aumento de la activación puede reflejar la inmadurez de la actividad de la corteza prefrontal.

Los resultados sugieren que es posible la existencia de efectos teratógenos [que produce malformaciones en el feto] sobre el comportamiento de los niños independientemente de que exista un diagnóstico de síndrome fetal alcohólico, para el que es necesaria la existencia unos signos faciales y físicos concretos.

julio 31, 2007 at 10:50 pm Deja un comentario

Si captas la atención de los demás serás más generoso

Así lo reveló una estudio que determinó que saberse observado lleva a la gente a conducirse de manera menos egoísta y más altruista. Dicen que el cerebro “está preparado para reaccionar así
La investigación fue publicada por la revista norteamericana Science y coincide con investigaciones previas que habían revelado que cuando la reputación está en juego, los animales y los humanos tienden a mostrarse más altruistas, sólo porque ese comportamiento es socialmente valorizado.

Este nuevo estudio realizado por investigadores alemanes demostró que saberse observado conduce a la misma actitud. Es decir, que deberíamos mirarnos más para poder ser personas más amables y generosas.

Una simple imagen de un par de ojos estilizados sobre una pantalla de computadora, por ejemplo, basta para cambiar el comportamiento de una persona. De la misma forma, si se coloca una imagen de un par de ojos en una caja para recaudar propinas, la gente se mostrará más generosa que si la ilustración es de una flor.

Manfred Milinski, del Instituto Max-Planck de ecología evolutiva y Bettina Rockenbach de la Universidad de Erfurt, de Alemania, descubrieron que el cerebro humano está en realidad “programado” para reaccionar así.

Los investigadores demostraron que los animales, no sólo los mamíferos sino también los pájaros y algunos peces, cambian su comportamiento si se saben observados.

Un juego sutil tiene lugar entre “el observador” y “el observado”. El observador debe mirar al observado sin ser visto para estar seguro de recoger información fiable. El observado, sabiéndose observado, debe por su parte hacer como si no supiera que es observado para que no se sospeche de que su comportamiento altruista es fingido.

julio 30, 2007 at 3:25 am 1 comentario

"Es falso que usamos sólo el 10% de nuestro cerebro"

Existe la creencia de que los seres humanos solo usamos el 10% del cerebro, según una compañía de telefonía móvil usamos el 15%. Carlos J. Álvarez, profesor del departamento de psicología cognitiva, social y organizacional de la Universidad de La Laguna lo desmiente por completo. “Es lo que se le ha hecho creer a la gente por una experiencia que vivió Albert Einstein y que luego difundió. Pero de ninguna manera. Tenemos la capacidad de usar el 100% de nuestro cerebro y lo hacemos. Unos son más creativos que otros o más metódicos, pero usamos toda nuestra masa cerebral. “Además el 80% de la energía que consume nuestro cuerpo la consume el cerebro”. De hecho existen resonancias magnéticas que permiten saber qué parte este órgano estamos usando en un determinado momento. ¿Nos engaña nuestro cerebro? Una pregunta sencilla y con respuestas tan variadas como las que explicó Álvarez en el curso Ciencia de la Universidad de Verano de Adeje. “El cerebro muchas veces nos juega malas pasadas”, comenta Álvarez. El profesor, mediante imágenes con ilusiones ópticas hacía saber a los asistentes que en realidad a veces vemos u oímos cosas que no existen “el cerebro tiende a darle un significado diferente a lo que percibimos”. Los procesos mentales son muy complejos. Lo que llega a nuestro cerebro no tiene nada que ver con lo que hemos visto. El ponente pone como ejemplo el hecho de que los seres humanos tendemos a ver caras donde no las hay. “ha habido casos donde se encuentran caras en los sitios más inverosímiles, como en una hamburguesa”. Por otro lado separa la ilusión de la alucinación. “las dos tienen una diferencia fundamental. Las alucinaciones pueden ser causadas por epilepsias, drogas o estrés, mientras que las ilusiones son imágenes que vemos pero que distorsionamos”. El cerebro tiene una característica muy importante que es la memoria. El ponente la describe como la “interacción con lo ya conocido”, sin embargo alega que podemos crear recuerdos que no existen. “Con la hipnosis no mejora el recuerdo y muchas veces son producidos”. Para ejercitar la mente, el ponente hizo alusión a los juegos que últimamente se promocionan. “No es necesario tanta tecnología para ejercitar nuestro cerebro. Si hacemos crucigramas, sudokus u otro tipo de entrenamiento también es bueno. Cualquier experiencia o conocimiento nuevo que vivamos nos ejercita el cerebro porque crea nuevas conexiones neuronales.

julio 30, 2007 at 1:38 am Deja un comentario

Entradas antiguas


Calendario

diciembre 2014
L M X J V S D
« mar    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Posts by Month

Posts by Category


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.