Un juramento hipócrita: Psicólogos y Tortura

junio 24, 2007 at 6:09 pm Deja un comentario

Traducido por Jorge Rey González y revisado por Mabel Rivas González, del Equipo de Traductores de Cubadebate y Rebelión



Primero, no hacer daño. Este principio médico se aplica igualmente a los psicólogos y, sin embargo, cada vez están más implicados en interrogatorios insultantes, que bien podríamos calificar de tortura, en instalaciones penitenciarias del ejército estadounidense como la de Guantánamo. Si bien la Asociación Estadounidense de Medicina y la Asociación Estadounidense de Psiquiatría han aprobado resoluciones que prohíben a sus miembros participar en interrogatorios, la Asociación Estadounidense de Psicología se rehúsa hacerlo, a pesar de la indignación de muchos de sus miembros.

Ahora, con la desclasificación de un informe elaborado por el inspector general del Pentágono en el que se detallaba la función de los psicólogos en los interrogatorios del ejército, el Comité de Servicios Armados del Senado de los Estados Unidos anunció que iniciaría una investigación. El doctor Leonard Rubenstein, director ejecutivo de la organización Médicos por los Derechos Humanos, dice que esa “investigación relacionada con el desarrollo de las técnicas de tortura usadas por los Estados Unidos” sería “de gran importancia. Debería indagar en el uso de psicólogos en el desarrollo de las técnicas, qué está sucediendo ahora, y cómo se puede evitar en el futuro”.

Hace dos años, después de filtrarse un informe del Comité Internacional de la Cruz Roja en el que se criticaba el papel de los profesionales de la salud en los interrogatorios realizados por los Estados Unidos, la Asociación Estadounidense de Psicología formó su Grupo Trabajo Presidencial sobre Ética Psicológica y Seguridad Nacional (PENS por sus siglas en inglés). Había nueve miembros votantes. Seis de ellos tenían relación con el ejército. En aquel entonces, la identidad de los panelistas era secreta. El grupo PENS refrendó la continua participación de psicólogos en los interrogatorios del ejército.

De los tres miembros votantes que no estaban relacionados con el ejército, uno, el doctor Michael G. Wessells del colegio Randolph-Macon, renunció, y otro, la doctora Jean Maria Arrigo, pidió recientemente que se anulara el informe del PENS. “Soy una historiadora oral, quizás incluso antes de ser psicóloga, y siempre tomo notas. Y un psicólogo del ejército me dijo tajantemente que no tomara notas”. De todas maneras tomó notas. Archivó toda la lista de correos electrónicos del grupo, incluidos los correos electrónicos de meses antes y después de la única reunión de dos días de duración del PENS. Continuó: “Más tarde me di cuenta de que todo el informe había sido elaborado de manera amañada. Ya no me siento atada a ese acuerdo de confidencialidad”. Recientemente entregó todos sus materiales al Comité de Servicios Armados del Senado. El tercer miembro, la doctora Nina Thomas, me dijo: “De hecho, no creo que estaba muy conciente de cuál era el papel de Morgan Banks en el momento de las reuniones. Tenía una idea de quién era, pero no sabía el significado de su formación. Y eso me preocupa”.

El Coronel Morgan Banks, como primero informara Mark Benjamin de Salon.com, es “el psicólogo de más alto rango del ejército para Supervivencia, Evasión, Resistencia y Escape (SERE por sus siglas en inglés), responsable del entrenamiento y la supervisión de todos los psicólogos de SERE del ejército, incluidos los que participan en el entrenamiento de SERE. Es el encargado de suministrar apoyo y asesoría técnica a todos los psicólogos del Ejército que brindan apoyo en los interrogatorios”.

Otro miembro del grupo de trabajo, el capitán Bryce Lefever, sirvió en la escuela del SERE de la Marina desde 1990 hasta 1993, y luego, en 2002, se convirtió en el psicólogo del Grupo de Trabajo de las Fuerzas Especiales para el Afganistán, donde impartió conferencias a los interrogadores y fue asesor en el uso de diferentes técnicas de interrogatorio”. También estaba R. Scott Shumate, jefe de operaciones psicológicas del centro de lucha contra el terrorismo de la CIA hasta el año 2003. Luego se convirtió en el jefe de la dirección de Ciencias del Comportamiento de la Contrainteligencia para Actividades de Campo en el Pentágono, encargado de supervisar la participación de los psicólogos en el proceso de interrogatorio en Guantánamo.

SERE (se pronuncia SIRÍ) incluye la privación sensorial y del sueño, el aislamiento, la humillación sexual y cultural, las posiciones de “estrés” (como la obligación a permanecer de pie), la exposición a la luz por largos períodos de tiempo, al ruido fuerte, a los calores y fríos extremos, y “el submarino”, donde a los sujetos se les cubre el rostro con una tela humedecida, que da la sensación de asfixia. El objetivo de SERE es entrenar a miembros del ejército de los Estados Unidos para que resistan a las torturas a las que podrían verse sometidos si fuesen capturados. Como informara primero Jane Mayer de The New Yorker, las técnicas del SERE eran producto de un proceso de “reingeniería”. En otras palabras, se usaban contra los prisioneros. La próxima Convención Anual de la Asociación Estadounidense de Psicología, que se celebrará del 17 al 20 de agosto, promete ser muy controvertida. Un número desconocido de miembros no están pagando las cuotas. Algunos han renunciado. Rubenstein, de la organización Médicos por los Derechos Humanos, lo resumió de esta manera: “Incluso el informe del director general de sanidad del ejército dijo que el papel de los psicólogos era decir a los interrogadores cuándo aumentar la presión y cómo aprovechar las vulnerabilidades. Por eso pienso que, como nación, debemos terminar con esto, no solo como asociaciones profesionales. Nos estamos refiriendo a poner fin a la complicidad en la tortura en una profesión que tiene mucho que contribuir al bien de la humanidad y que no debería estar implicada en la destrucción de personas.”

Amy Goodman es la presentadora de “Democracy Now!,” programa diario internacional de noticias de radio y televisión de una hora de duración que se transmite en 500 estaciones de Norteamérica.

Entry filed under: actualidad en psicologia. Tags: .

La agresividad de jóvenes es resultado de la violencia intrafamiliar rece la práctica del bullying o agresión física y sicológica en escuelas mexicanas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

junio 2007
L M X J V S D
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: