PSICOLOGÍA, SALUD y EDUCACIÓN

septiembre 16, 2007 at 1:44 pm 1 comentario

Mexico
En la actualidad las escuelas públicas y privadas poseen un funcionamiento similar al utilizado en el ámbito empresarial: la noción de calidad.

En la actualidad las escuelas públicas y privadas poseen un funcionamiento similar al utilizado en el ámbito empresarial: la noción de calidad, la cual intenta organizar todo lo que acontece en la escuela, operacionalizándolo, reduciéndolo a un proceso (los procesos de calidad) desde los administrativos (programas, exámenes y evaluaciones del personal) hasta el diseño y ejercicio de la cátedra; mismos que serán auditados por otras instancias, diferentes a las educativas: organismos que otorgan los ISO.

De tal manera, que las actividades escolares y educativas tienen que rendir cuentas (por escrito) a dichas instancias certificadoras, dando con ello un giro a los intereses de la educación, pues ahora el acento recae en la evaluación: el diseño, aplicación y revisión de los instrumentos con mayor validez para medir lo que intentan medir (rendimiento, aprovechamiento, eficacia terminal, cumplimiento de los objetivos, etc.) obteniendo con ello, aparentemente, mayores evidencias -y recursos- de lo que se está haciendo.

Al menos en teoría, pues la práctica siempre lleva la delantera, mostrándonos que una educación tan cuantificada y solo de requisitos, deteriora el aprendizaje y el diálogo.

En esa misma línea de “Calidad” donde todo debe de estar por escrito, las contingencias y errores, así como las innovaciones y ocurrencias de los maestros, son considerados como “fallas contingentes”, realizadas sin la previa operacionalización y autorización de las instancias vigilantes, lo cual otorga aún más seriación y homogenización (por no decir aburrimiento) a las actividades educativas.

Por ello, uno de sus objetivos primordiales es la (imposible) prevención: modificar las señales de alarma (rasgos, factores, índices…) que se suponen “desencadenan” tal o cual conducta considerada anormal y aberrante, para así, evitar que ocurran.

Ahí es donde entran todos los mecanismos psicológicos y de salud, de “limpieza” que apuntan hacia la supuesta prevención, sin considerar que la misma prevención tiene la estructura de la anticipación, lo que se quiere prevenir, termina por implantarse; funciona como una mirada que pone sentido y significado, a lo que los niños, jóvenes y adultos, realizan.

Tomemos el caso de la prueba de Anti-doping escolar (de orina y cuestionario) estrategia que forma parte de la campaña federal “Limpiemos México”; la cual, según lo ha señalado el Presidente Felipe Calderón y el Secretario de Educación en el Estado d e Nuevo León, Dr. Reyes Taméz, requerirá el consentimiento de los padres de familia; será aplicada de manera aleatoria, primero en secundarias, con miras a prevenir la drogadicción, así como “ayudar” (tratamientos médicos, psicológicos, etc.) a quienes hayan consumido drogas, “No se va a expulsar a nadie” “No tiene propósitos punitivos esto, sino son propósitos de ayuda” “Los resultados van a ser completamente reservados.

No se va a dar a conocer de ninguna manera quiénes son las personas”. (El NORTE 01.09.07) -declaró Reyes Taméz.

No serán revelados a la opinión publica, pero fungirán como exclusiones dentro del plantel escolar, generando una nueva “clasificación” del alumnado: positivo y negativo en la prueba; con lo que ello implica -en la práctica- para la adjudicación causal de todo cuanto el alumno presente: “problemas” de aprovechamiento, “problemas” de conducta; “problemas” psicológicos, etc. Dichos mecanismos químicos “de evaluación” dentro de la escuela, dan un giro al control otrora por la disciplina, la educación y el ejemplo, hoy, por el cuerpo: por el efecto directo en ciertas partes del cuerpo, como el cerebro, para que el alumno haga o no haga tal o cual cosa.

¿Pudiéramos proyectar a futuro, no solo escuelas, sino sociedades reguladas por la bioingeniería como nueva la nueva policía? La lógica es: si la educación ha fallado, entonces pasemos al control cerebral o genético, en donde lo humano pierde su rasgo distintivo y singular, por el lenguaje, pasando a ser solo parte del “uno” de la especie, de un organismo que funciona “bien” o “mal” Cuando la cuestión de la droga es el asunto del placer: de una sustancia que lo produce directamente; pues no todos consumen igual, como no todo el que apuesta, lo hace igual, hay quienes consumen por probar, otros por experimentar, etc. ¿Cómo estará “la realidad” para que se busquen otros placeres en ciertas sustancias, comida, cosas…? ¿Será que ya no hay formas de disfrutar o más bien, el disfrute está tomado directamente por el efecto de una sustancia en el organismo, siendo una vía entre muchas, así como la compra, consumo de comida, bebida, medicamentos…?

Entry filed under: Psicologia Educativa. Tags: .

"Las problemáticas básicas siempre pasan por la sexualidad o la muerte" Los nuevos paradigmas: las ciencias Lógica y Cibernética

1 comentario Add your own

  • 1. lucasarias  |  noviembre 22, 2007 a las 2:07 am

    ME;PARESIO BUENO ESTE TEMA DE PSICOLOGÍA,SALUD Y EDUCACIÓN,XQ YO
    CREO Q DEVEMOS VER MUCHO LA PARTE DE,SALUD Y DE PSICOLOGÍA XQ TODOS DEVEMOS TENER EDUCACIÓN PARA NUESTROS HIJOS LUCAS

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

septiembre 2007
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: