Padece uno de cada 20 bulimia y anorexia

febrero 24, 2008 at 2:23 am Deja un comentario

MEXICO

El departamento de Salud Mental de los Servicios de Salud de la Jurisdicción Sanitaria II encontró por medio de una encuesta que un cinco por ciento de la población estudiantil (uno de cada 20) presenta anorexia y bulimia।

Brenda Ibarra, coordinadora del programa de la dependencia, comentó que la encuesta se realizó entre alumnos de preparatorias y universidades.

La funcionaria refirió sin embargo que el problema no se limita a personas de ese rango de edad, sino que también se ha detectado en menores de hasta 10 años. “Recientemente la problemática ha alcanzado también a niños de primaria”, dijo.

Derivado de lo anterior los Servicios Estatales de Salud (SES) iniciaron un programa con el fin de ayudar a las jóvenes con trastornos alimenticios por medio de una línea de apoyo 066 y una red social.

“Es un problema que debemos atender con especial cuidado, los enfermos deben recibir atención inmediata, ya que los daños pueden ser irreparables. La situación es alarmante, ya que hay víctimas menores de 10 años”, explicó.

De acuaerdo con datos de los SES, esta condición es el resultado de eventos estresantes o trastornos de ansiedad que llevan a las mujeres de entre 14 y 18 años a modificar sus hábitos alimenticios, mientras que entre los hombres la obesidad registra mayor incidencia.

La anorexia es una alteración grave de la conducta alimenticia que se caracteriza por el rechazo a mantener el peso corporal en los valores mínimos normales, miedo intenso a ganar peso y una alteración de la percepción del cuerpo, expresó.

Generalmente la pérdida de peso se consigue mediante una disminución de la ingesta total de alimentos. Aunque los anoréxicos empiezan por excluir de su dieta todos los alimentos con alto contenido calórico, la mayoría acaba con una dieta muy restringida, limitada a unos pocos alimentos, acompañada muchas veces por ejercicio físico excesivo, indicó.

La bulimia es un desorden alimenticio causado por la ansiedad y por una preocupación excesiva por el peso corporal y el aspecto físico, expresó el médico.

Dijo que se trata de una enfermedad de causas diversas (psicológicas y somáticas), que produce desarreglos en la ingesta de alimentos con periodos de compulsión para comer, con otros de dietas abusivas, asociado a vómitos y la ingesta de diversos medicamentos (laxantes y diuréticos).

Para ayudar a estas personas la Jurisdicción Sanitaria creó el programa de apoyo integrado por la Secretaria de Seguridad Publica Estatal, Colegio de Psicólogos, Musivi, Instituto Chihuahuense de la Mujer así como Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s) que cuentan con personal altamente capacitado para atender a las víctimas de este mal que son canalizadas a través de la línea de ayuda 066.

“Ellas llaman y un psicólogo escucha su problema, posteriormente se les convence de que acudan por ayuda más personalizada y son enviadas a algunos de los grupos que conforman esta red”, indicó. Dijo que la bulimia y la anorexia son enfermedades que han cobrado una dimensión inusitada entre los jóvenes de todo el mundo y de todas las clases sociales, pero afectan con mayor fuerza a las mujeres.

La televisión, las revistas, el cine, el mundo del espectáculo, muestran mujeres con extrema delgadez que se ha convertido en una “moda” que obsesiona a las jóvenes que quieren lucir como ellas no importando el precio que tienen que pagar, refirió.

“Es indispensable que los padres de familia pongan atención en la conducta alimenticia de sus hijas, el cuidarse para estar en forma y sanas es lo ideal pero dejar de comer o vomitar recurrentemente es signo de que existe algún problema”, dijo.

Algunos de los indicios que identifican la presencia de la anorexia son los cambios de la conducta, pérdida de peso, ocultamiento de la comida, uso de laxantes en forma desmedida, ejercicio excesivo, miedo intenso a ganar peso o engordar a pesar de estar alarmantemente delgada, comentó.

Explicó que entre este tipo de personas existen constantes argumentos que distorsionan su propia imagen corporal, se refiere a sí misma como gordas, cuando a la vista de todos no es así.

Otro de los puntos a considerar es cuando en las mujeres hay ausencia de al menos tres períodos menstruales consecutivos sin razones aparentes o incapacidad para iniciarlos, en las adolescentes.

Las consecuencias de caer en el mundo de “Ana y Mía”, como las conocen las jóvenes, van desde graves trastornos del sistema digestivo, daños irreversibles en el estómago, esófago y boca, sobre todo en las encías, deshidratación, desnutrición, anemia e incluso desembocar en la muerte, por la pérdida excesiva de potasio, lo que ocasiona problemas cardiacos, expresó.

Entry filed under: actualidad en psicologia, Salud Mental. Tags: .

Sistema Nervioso Dormir una siesta mejora la memoria de largo plazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

febrero 2008
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
2526272829  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: