"La salud mental de la mujer debe estar en la universidad"

junio 16, 2008 at 12:59 am Deja un comentario

La presidenta de la Asociación Internacional por la Salud Mental de la Mujer, Donna Stewart, aboga por una mejor asistencia psicológica a las féminas.

La profesora canadiense Donna Stewart es considerada por muchos una pionera en la lucha por mejorar la salud mental de las mujeres en el mundo. Partiendo de la base de que los problemas psiquiátricos tienen particularidades exclusivas en el caso de las mujeres, la organización no gubernamental que dirige, la Asociación Internacional para la Salud Mental de las Mujeres, trabaja desde 2001 desde Estados Unidos para promocionar la investigación en este campo.

Para Stewart, en muchos casos los riesgos que ponen en peligro la salud mental de las mujeres están muy relacionados con la discriminación, los abusos sexuales y la violencia machista. Para combatir estos factores, esta consultora de la Organización Mundial de la Salud, que pronunció el pasado miércoles en el Colegio de Médicos de Madrid una conferencia organizada por los laboratorios Wyeth, aboga por la educación desde la escuela con el fin de que se puedan reconocer los riesgos antes de que sea demasiado tarde.

¿En qué se diferencia la salud mental de varones y mujeres?

En general, la prevalencia de los problemas de salud mental de hombres y mujeres es similar, aunque ambos sufren distintos tipos de desórdenes. En particular, las mujeres tienen más probabilidades de ser víctimas de la depresión, la ansiedad y los trastornos alimentarios. En cambio, los hombres tienen más problemas de alcoholismo y consumo de sustancias, y trastornos de la personalidad que incluyen violencia.

¿A qué se deben estas diferencias?

Creemos que muchos de estos trastornos tienen un componente biológico y genético, pero no hay que olvidar que también influyen factores de tipo social o ambiental.

¿Las jornadas laborales prolongadas afectan más a la psicología de los hombres o a la de las mujeres?

Creo que esto nadie lo puede saber con seguridad; lo que sí sabemos
es que las mujeres desarrollan menos horas de trabajo pagado que los
hombres, pero al final se someten a jornadas más prolongadas si combinamos el trabajo remunerado y las labores domésticas.

¿Qué consecuencias puede tener esto para las mujeres?

Esta puede ser en realidad una de las razones por las que la ansiedad sea más frecuente entre las féminas.

¿Qué problemas mentales causa la violencia machista?

Muchos, aunque las víctimas de estas agresiones padecen sobre todo
trastorno de estrés postraumático, ansiedad y depresión.

Imagino que ciertos tipos de publicidad no ayudan a solucionar este problema…

Está claro que hay algunos anuncios publicitarios que inducen las agresiones contra la mujer, y ha llegado el momento de decir basta. La violencia de género es endémica en todos los países.

¿Deberían los médicos de atención primaria prestar más atención a la violencia de género?

Absolutamente. Deben preguntar a sus pacientes sobre la violencia en el hogar y deben indagar en posibles síntomas de depresión o ansiedad, sobre todo en mujeres que vuelven una y otra vez a la consulta quejándose de dolores inespecíficos. Hay que sospechar en esos casos, y también en el caso de que haya lesiones difíciles de explicar.

¿Está la salud mental de la mujer en la agenda política internacional?

Estamos intentando introducirla, pero está resultando un trabajo muy duro.

¿Hay muchas diferencias entre países en esta materia?

Existen diferencias muy grandes entre los diferentes países en relación con la sensibilidad de las autoridades a la hora de abordar este problema, aunque podemos decir que está aumentando la preocupación de los responsables sanitarios de Estados Unidos y Europa. No obstante, en los países con una cultura más machista el problema es mayor. Hay que tener en cuenta que en los países desarrollados, las mujeres tienen una buena representación, pero esto no ocurre en todos los lugares; de hecho, el 70% de los 1.200 millones de personas sin recursos que hay en el mundo son mujeres.

Supongo que tratar de fomentar la salud mental femenina en los países en vías de desarrollo será una quimera hoy por hoy…

Hay que reconocer que en los países más pobres, donde el principal problema es alimentar a la población, la salud mental de la mujer tiene un nivel de prioridad muy bajo.

¿Tienen dificultades para conseguir financiación para sus proyectos de investigación?

Nunca es fácil conseguir financiación para la investigación, pero sí conseguimos algunas subvenciones. Si me pregunta si queremos más aportaciones, le respondo que las necesitamos.

¿Qué se puede hacer desde las escuelas para promover la salud mental femenina desde las edades más tempranas?

Se puede formar a los niños en la resolución de conflictos y también en evitar la estigmatización, pero también sería bueno enseñarles a reconocer la depresión, para que cuando ocurra sepan que puede ser tratado. La escuela es el primer paso, ya que la educación es además una llave que da acceso al poder y a un mejor nivel socioeconómico. Las mujeres que reciben educación se casan más tarde, tienen menos niños y a la postre un mejor estado de salud. Elegir cuándo se quiere tener hijos, por ejemplo, debe ser un derecho fundamental de la mujer.

A la hora de abordar los problemas mentales de la mujer, ¿no se abusa de los medicamentos?

La primera medida debe ser siempre escucharlas atentamente para ver qué es lo que pueden necesitar; de hecho en algunas ocasiones lo que hace falta son cambios sociales. Después, en algunos casos, se puede entrar en el tratamiento con fármacos. También es cierto que a veces hay que iniciar el abordaje con medicamentos, como ocurre si una mujer tiene un trastorno psicótico, que es por cierto una de las situaciones en las que las mujeres son más vulnerables a los abusos sexuales y físicos.

¿Cree que si hubiera más mujeres psiquiatras la atención a los trastornos mentales femeninos sería mejor?

Es evidente que algunas mujeres encuentran más fácil hablar con otras mujeres, aunque para otras esto no importe. Para el primer grupo sería estupendo que hubiera más mujeres psiquiatras. Pero lo más importante es que todos los psiquiatras tengan los conocimientos y la actitud necesarios para tratar las particularidades de la mujer.

¿Debería incluirse la salud mental de las mujeres en las facultades y estructuras de asistencia sanitaria como un elemento diferenciado?

Sí, absolutamente. De hecho, estamos intentando implantar esto en algunos países, espero que en España podamos hacerlo en el futuro. Pero la perspectiva de género debe también formar parte de las políticas sanitarias.

Entry filed under: actualidad en psicologia. Tags: .

Daña la obesidad salud física y mental de niños Un cerebro más viejo, pero más sabio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

junio 2008
L M X J V S D
« May   Jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: